Inicio

Disciplina, amor al prójimo, conciencia y optimismo resumen la esencia Rafael Vidal, un venezolano que desde niño entregó su vida al deporte y encontró su destino en la natación.

Nacido en Caracas el 6 de enero de 1964, el “Alemancito”, como lo llamaban en su familia por su cabello rubio y ojos azules, es el primero de los dos hijos de Rafael Antonio Vidal y Flor Marina Castro.

El 4 de agosto de 1984, Vidal le cumplió la promesa a su padre y logró subirse a lo más alto del podio junto al australiano Jon Sisean (1.57.04) y el alemán Michael Gross (1.57.40), primer y segundo lugar, respectivamente, en los 200 metros estilo mariposa.